Uso de botas de vino

El uso de una bota de vino impermeabilizada con látex es muy sencillo, tan sólo enjuáguela con agua antes de usarla y ya ha terminado. Por el contrario si la bota está impermeabilizada con "pez" debe obligatoriamente seguir estos pasos antes de usarla (los pasos descritos son genéricos y se ofrecen como orientación, siempre ha de prestarse máxima atención a las instrucciones facilitadas por el fabricante de la bota).

1. El cierre de la bota suele estar sellado con un papel, que ha de retirarse en primer lugar. A continuación con ayuda del sol o de un radiador caliente la bota.
2. Frote la costura.
3. Sople (sin forzar en ningún caso) por la boquilla de la bota (brocal). El objeto es hinchar la bota, si encontrase dificultad al hacerlo pare inmediatamente y caliéntela otra vez.
4. Humedezca las costuras, para ello llene la bota con un vaso de agua. Es muy probable que en este momento se escape algunas gotas, no se preocupe esto es completamente normal y sucede hasta que las costuras se sellan por completo como resultado de la tensión.
5. Llenarla de vino y mantenerla así durante cinco días aproximadamente. Durante este plazo de tiempo asegúrese que el líquido pasa por todo el interior. Una vez pasado este plazo tire este "primer" vino.
6. Disfrute de su bota de vino teniendo en cuenta que los primeros días es muy recomendable cambiar el vino a menudo y evite que las paredes de la bota se peguen.

 

Conservación de las botas de vino

La regla fundamental en la conservación de una bota de vino es "no forzar". Si la bota no se va a utilizar durante un largo periodo de tiempo ha de ser vaciada, deshinchada y sin enjuagarla ser depositada en un sitio fresco y seco sin exponerla a la luz en posición horizontal. Cuando se desee utilizar de nuevo ha de calentarse suavemente, soplar por la boquilla también con suavidad con el objeto de separar las paredes de la misma. Recuerde, nunca ha de forzarse. Una buena idea en este caso de conservación de larga duración, es sellar la boquilla con un trapo o papel para evitar manchas a causa de la "pez".

Si la conservación va a ser por un corto periodo de tiempo, llénela con un poco de vino, y deposítela en un lugar fresco seco y en ausencia de la luz. Antes de usar de nuevo la bota, deshágase del vino que contiene y rellénela con el vino a degustar.

Galería

  • Botas de vino imagen 1
  • Botas de vino imagen 2
  • Botas de vino imagen 3
  • Botas de vino imagen 4
  • Botas de vino imagen 5
  • Botas de vino imagen 6
  • Botas de vino imagen 7
  • Botas de vino imagen 8
  • Botas de vino imagen 9

¿Dónde comprar?

¡Buena pregunta!

Próximamente aquí mismo la mejor seleccion de botas de vino de alta calidad, mientras tanto le ofrecemos algunas direcciones.
» Direcciones...